Si bien el año pasado estuvo marcado por el impacto de la Covid-19, para 2022 se espera que la Transformación Digital, que ya se había iniciado de forma apresurada, se consolide y sea capaz de responder a todos los desafíos a los que se enfrentan las organizaciones en esta nueva realidad, en la que, a los más rezagados, no les queda otra que igualarse a los líderes digitales.

Sobre esta cuestión, ¿cómo nos encontramos en España?, ¿están las empresas realmente al nivel de sus homónimos internacionales?. Y es que, se han dado pasos de gigante, pero todavía queda mucho por hacer y el tamaño de las compañías no es excusa para quedarse esperando a poder beneficiarse de esta innovación basada en las TIC.

La digitalización ya representa más del 20% del PIB español, y prevemos que seguirá creciendo a gran velocidad en los próximos dos años con el impulso de los planes del Gobierno -España Digital y España Puede- y la ayuda de los fondos Next-Generation de la UE”, explica Andreu Vilamitjana, Director General de Cisco España.

Transformación Digital

Tanto en las pymes como en las grandes empresas, la situación sanitaria ha congelado algunos proyectos, pero ha empujado muchos otros. Sin duda alguna, la pandemia ha agilizado proyectos dirigidos a la digitalización y la transformación de los entornos virtuales y del trabajo, primero en remoto y después en híbrido.

Está claro que la digitalización de las empresas, y especialmente en España de las pymes, es clave para el crecimiento de la economía. Así se refleja en que la capacidad de innovar nunca ha sido tan crítica: más del 65% del PIB mundial estará digitalizado a finales de 2022. Sin embargo, la percepción de innovación de las empresas en productos y servicios básicos ha caído entre los directivos europeos del 56% del 2019 al 40% de 2020, mientras que en el caso de los españoles lo ha hecho del 73% al 41%.

Desde MicrosoftValle del Águila, directora de pequeña y mediana empresa, explica que han marcado como prioridad contribuir a que el proceso de digitalización sea sencillo y enriquecedor para las pymes y sus trabajadores. “Se cimienta sobre el cloud, la gestión del dato y el poder de la IA. Es necesario que las organizaciones reimaginen su futuro e inviertan en tecnología que fomente la flexibilidad y la seguridad con el fin de no solo sobrevivir en el corto plazo, sino mejorar su competitividad”.

Si hablamos de Fondos Europeos, Pedro Llamas, Director Senior Preventa Cloud de Oracle Sur de Europa también pone el foco en el cloud, y es que, “estos fondos han sido la causa para que empresas de todos los tamaños hayan emprendido proyectos de innovación en cloud que hasta ahora solo eran un deseo a futuro, lo que les ha ayudado a sobrevivir. Y ahora, que parece que vamos saliendo de la pandemia, ese nivel de innovación no puede decaer, sino que se debe intensificar”.

Por su parte, Pablo Rodríguez Añino, Area VP Sales de Salesforce ahonda en que el incremento de la demanda de tecnologías digitales lleva aparejado un incremento de demanda de profesionales capaces de gestionarlas. “Según Digital Skills Research, en Europa, el 64% de las grandes empresas y el 56% de las pequeñas y medianas están teniendo problemas para encontrar talento y no es un dato que debamos pasar por alto. Es un gran desafío al que tenemos que hacer frente porque de ello depende que las empresas, y la sociedad en general, puedan seguir con su proceso de digitalización”.

Siguiendo esta línea, Jaime Balañá, Director Técnico de NetApp Iberia observa que efectivamente, uno de los factores de freno para esta transformación es la falta de especialistas TIC, “no solo a nivel nacional sino a nivel europeo. Deberíamos poner el foco en la especialización del talento. Los próximos pasos que se den en materia digital serán claves para el cambio. Debemos adaptarnos a las nuevas necesidades del mercado”.

En resumen, como bien comenta Eva Sánchez Caballero, Directora de Transformación Digital de Canon España, las empresas españolas si están avanzando en el ámbito digital. Así lo avalan los resultados de la edición de 2021 del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI), “España ocupa el noveno puesto en materia de competitividad digital. Por delante se sitúan Dinamarca, Finlandia y Suecia, Holanda, Irlanda, Malta, Estonia y Luxemburgo”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad